La búsqueda global no está activada.
Salta al contenido principal

EDITORIAL

 

Reseña Histórica de la Iglesia Centro Cristiano De Babahoyo

 

¡Cómo han pasado los años! Parece que fue ayer, pero es verdad, el Centro Cristiano de Babahoyo está cumpliendo veinticinco años de ministerio en favor de la ciudad y su gente.

No podemos ocultar nuestra alegría y satisfacción por todo lo vivido, pero queremos expresar nuestra gratitud a quien todo lo merece, a Jesucristo, nuestro Señor, porque nosotros reconocemos que es Dios el que ha hecho posible que la iglesia se mantenga vigente, realizando la tarea encomendada de hacer discípulos entre aquellos que responden al llamado del Señor.

A lo largo de los años hemos visto la mano de Dios obrando en favor de nuestras necesidades. Contamos por miles los milagros de sanidad, las relaciones conyugales restauradas, los problemas de familia resueltos, las relaciones de padres e hijos renovadas, muchas liberaciones y miles experiencias de salvación.

Es Dios y su Hijo Jesucristo que nos ha mirado con misericordia y nosotros nos rendimos a sus pies en adoración y alabanza. Estamos comprometidos para seguir adelante, porque Dios ama a las familias, especialmente a los niños, adolescentes y jóvenes que están sometidos a tantas presiones en una sociedad que ha perdido los valores. Pero no ignoramos que Dios desea que todas las familias, hombres y mujeres hagan una decisión por Jesucristo, que es el único camino al Padre.

Jesucristo es la única esperanza para el mundo, y nos sentimos privilegiados de que nos haya escogido para salvación y para que seamos sus discípulos, representantes del Señor para alcanzar al mundo para Cristo. Tú y yo que confesamos a Cristo como Señor de nuestras vidas somos la iglesia de Jesús, no el edificio, no los métodos, no las estrategias, no los programas.

La iglesia de Jesucristo está conformada por la gente de Jesucristo. Tú y yo somos el cuerpo de Cristo, cada uno cumpliendo un papel muy importante, somos las manos de Dios, los pies, los dedos, los ojos, los oídos y la voz de Dios para las personas de todo el mundo, con mayor razón para quienes viven a nuestro alrededor.

Todos hemos recibido la misma encomienda: hagan discípulos en todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles todo el consejo de Dios, Yo, Jesucristo estaré con ustedes en todo tiempo, respaldando su vida y su trabajo.

El Centro Cristiano de Babahoyo es la iglesia que acepto este desafío, somos discípulos de Jesucristo, inspirados por el Espíritu Santo, participando en la gran comisión para alcanzar a miles de personas con el mensaje del evangelio de la salvación por la fe en Jesucristo, motivados por el gran amor de nuestro Dios.

Escrito por el Ps. Guillermo Torres.